Inicio Quienes Somos OS y Prepagas Sedes Turnos Contacto  
CATARATA
LASIK: ASTIGMATISMO, MIOPÍA E HIPERMETROPÍA
CIRUGÍA DE DESPRENDIMIENTO DE RETINA
ALTA MIOPÍA CON LENTES INTRAOCULARES
LÁSERES EN OFTALMOLOGÍA
RETINOPATÍA DIABÉTICA
CIRUGÍA DE GLAUCOMA
PLÁSTICA OFTALMOLÓGICA Y VÍAS LAGRIMALES
ESTUDIOS
CIRUGÍAS Y ESTUDIOS>Alta Miopía con Lentes Intraocularres
 

Mientras que las gafas y las lentes de contacto están universalmente considerados como una solución para la corrección de la miopía, no son en realidad, más que un instrumento de ayuda visual y no conlleva una corrección permanente de la agudeza visual. Las técnicas actuales para la corrección de defectos de refracción incluyen LASIK y en aquellos casos en que la miopía es muy alta se pueden utilizar lentes intraoculares fáquicos. En estos casos, frente a la cirugía corneal, las Lentes Intraoculares Fáquicas, representan una técnica de mayor exactitud y predectibilidad, que permite, en muchos casos, mejorar la agudeza visual preoperatoria.

En algunos casos se pueden utilizar procedimientos combinados de Lasik y Lentes Intraoculares para corregir ametropías que no se pueden solucionar con un solo procedimiento. Existen en la actualidad dos tipos de Lentes para la corrección quirúrgica de la alta miopía, los de cámara anterior (ARTISAN o de sujeción al iris) y los de cámara posterior (ICL). Ambas lentes son una muy buena alternativa.



ARTISAN


Es un lente de cámara anterior con fijación al iris. Se ubica entre el iris y la cornea. Es un lente con un gran seguimiento clínico, habiéndose implantado el primer lente en Noviembre de 1986. Se puede usar en casos de miopía, hipermetropía, afaquia y también en pediatría. Dado que se encuentra lejos del cristalino, no produciría cataratas una vez implantado. Dado que la fijación del lente es al iris, se cree que esto podría llevar una dispersión pigmentaria. Este lente fue aprobado en 2004 por la FDA.

          



ICL (IMPLANTABLE CONTACT LENS)


Son lentes de cámara posterior. Es decir que se colocan entre el iris y el cristalino. Estos lentes están hechos de colámero implantable y de una sola pieza con una óptica cóncava/convexa de 4.5 a 5.5 mm de diámetro dependiendo del modelo y las dioptrías. Por su localización y su composición no parecería haber daño sobre el endotelio corneal y la inflamación intraocular es mínima. Al estar cerca del cristalino, la desventaja de esta lente es de la posibilidad de producir catarata por contacto. Aunque con el último modelo de ICL la incidencia de cataratas es mínima. Esta lente fue aprobada por la FDA en el año 2005.

En ambas lentes la incidencia de deslumbramiento y halos postoperatorios es baja y los cambios en la topografía corneal son mínimos. Ninguna de las dos altera el proceso de acomodación, lo que permite mantener la visión de lejos como la de cerca. Ambas lentes son reversibles, por lo que, si fuese necesario, las mismas pueden ser retiradas del ojo con un mínimo trauma. Los procedimientos son totalmente indoloros y en un breve periodo de tiempo, el paciente se podrá reinsertar a sus tareas habituales con algunas precauciones postoperatorias.


            



RIESGO DE PROCEDIMIENTO


Como todo procedimiento, tiene potenciales riesgos y beneficios. Ninguna cirugía esta libre de riesgos. Dentro de las complicaciones de las cirugías con lentes intraoculares, las mas preocupantes son, a pesar de todas las precauciones de esterilidad, la infección intraocular y la inflamación post quirúrgica. Si bien estas son de mucha gravedad, en la actualidad son muy infrecuentes. (Aprox. 1 de cada 1000)



 
Inicio | Quienes Somos | Cobertura Obras Sociales y Prepagas | Cirugía y Estudios | Sedes | Contacto